X

Lingotes de Oro

Lingotes de Oro

Comprar lingotes de oro, debido a su desvinculación del dólar, el euro y demás monedas del mundo, supone una inversión muy interesante para aquellos que quieren diversificar su patrimonio. Además, teniendo en cuenta que lleva décadas subiendo paulatinamente, puede afirmarse que se trata de un valor extremadamente seguro. De hecho, es considerado como 'refugio' para los grandes inversores, los bancos centrales de los países, etc. Por ello, en esta ocasión, queremos hablarte de los beneficios que puede aportarte invertir tu dinero en él y qué opciones tienes a tu disposición. Atento.

Lingotes de Oro más vendidos

Lingote Good Delivery de Oro de 1 oz

Lingote de Oro puro con un peso de 1 Onza. Oro en lingote para inversión, libre ...

Precio por unidad:
1.110,80 €

Lingote Good Delivery de Oro de 2 gr

Lingote de Oro puro con un peso de 2 gramos. Oro en lingote para inversión, libre ...

Precio por unidad:
85,86 €

Lingote Good Delivery de Oro de 100 gr

Lingote de Oro puro con un peso de 100 gramos. Oro en lingote para inversión, ...

Precio por unidad:
3.530,49 €

Lingote Good Delivery de Oro de 20 gr

Lingote de Oro puro con un peso de 20 gramos. Oro en lingote para inversión, ...

Precio por unidad:
719,84 €

Lingotes de Oro

Lingote Good Delivery de Oro de 5 gr

Lingote de Oro puro con un peso de 5 gramos. Oro en lingote para inversión, libre ...

Precio por unidad:
190,09 €

Lingote Good Delivery de Oro de 250 gr

Lingote de Oro puro con un peso de 250 gramos. Oro en lingote para inversión, ...

Precio por unidad:
8.843,40 €

Lingote Good Delivery de Oro de 500 gr

Lingote de Oro puro con un peso de 500 gramos. Oro en lingote para inversión, ...

Precio por unidad:
17.635,28 €

Lingote Good Delivery de Oro de 1000 gr

Lingote de Oro puro con un peso de 1000 gramos. Oro en lingote para inversión, ...

Precio por unidad:
35.030,15 €

Beneficios de comprar oro en lingotes

beneficios de comprar oro en lingotes

Tener lingotes de oro de tu propiedad es una de las opciones más interesantes que encontrarás a tu disposición si quieres sacar el mejor rendimiento a tu dinero. En este sentido, estos son los principales beneficios de los que podrás disfrutar si apuestas por esta opción:

Un valor al alza

El máximo histórico del oro se alcanzó en 1980, momento en el que cada onza llegó a valer 850 dólares. Esta cifra, adecuada a la situación económica actual, equivaldría a 2200 dólares. Sin embargo, debido a ciertos problemas de inflación a nivel mundial, este cayó hasta el año 2000. Sin embargo, a partir de ahí, la gran demanda existente y la escasez de nuevos yacimientos ha propiciado que haya crecido sin prisa pero sin pausa. Tanto es así que, de media, por cada año que pasa, el valor de la onza de oro crece entre 100 y 150 dólares.

Las reservas están reguladas pero la demanda no deja de aumentar

Desde el año 2004, las entidades gubernamentales y los bancos centrales acordaron limitar y regular las reservas de oro y su venta. Sin embargo, esto choca con el hecho de que, en estos momentos, la demanda de este material, tanto en el universo de la industria como en el de la joyería, los cuales suponen un 70 % del consumo total anual, no deja de aumentar. Esto ha propiciado que el valor de un lingote de oro pueda crecer fácilmente entre un 5 % y un 8 % anualmente.

El oro no se ve afectado por la deflación ni la inflación

Esto se traduce en que, aunque exista una devaluación de la moneda en el país que se resida, los ahorros y el conjunto del patrimonio no pierden valor. Además, el riesgo es prácticamente nulo, sobre todo, si se compara con el de las inversiones dinámicas. También hay que tener en cuenta que el dólar cotiza a la baja y que esta moneda, que se encuentra en un momento de devaluación sostenida, provoca el aumento del precio del metal.

Opciones al invertir en lingotes de oro

Opciones al invertir en lingotes de oro

Comprar lingotes de oro puede parecer sencillo y cómodo. De hecho, lo es, pero hay que tener en cuenta que, como inversor, tendrás a tu disposición una gran variedad de opciones y alternativas a tu disposición. Lo mejor es que las barajes todas antes de decantarte por una u otra.

Lo primero que has de saber es que, en función de la empresa que fabrique el lingote de oro, su peso y sus dimensiones tendrán unos valores determinados. De hecho, esta es la principal razón por la que, en estos momentos, en el mercado es posible encontrar una ingente variedad de tipos. En cualquier caso, para garantizar la inversión, lo más aconsejable es emplear el dinero en aquellos que estén certificados.

Por su parte, hay que tener en cuenta también que, cuanto mayor sea el peso del lingote de oro, menos pagarás por cada gramo de oro físico que contenga. Por lo tanto, cuanto más grande sea, mejor para ti. En este sentido, los que se comercializan más habitualmente tienen un peso de 12,5 kg o, lo que es lo mismo, 400 onzas.

Oro en lingotes a través de ETFs o fondos cotizados

Los fondos cotizados, también conocidos como ETFs, suelen trabajar con el oro como elemento subyacente que replica su comportamiento. Esto quiere decir que son ideales para aquellos inversores que no tienen sus miras en el largo plazo, sino que solo buscan un valor seguro que les sirva como refugio cuando necesitan proteger su capital ante la caída de los bonos y las acciones. Además, cuentan con la ventaja de ser totalmente transparentes gracias a las legislaciones y normas a las que se someten y, además, hacen que el inversor no tenga que padecer la incomodidad de comprarlo por sí mismo y almacenarlo de forma segura.

Fondos de inversión

Se trata de la opción más especulativa de todas y, por tanto, la que puede dar un mayor rendimiento a medio plazo. En este sentido, su correlación con el precio del oro es bastante estable, aunque no llega a los valores que supone la compra física y directa del metal. Además, lo que hacen es utilizar el capital para invertir en compañías que se dediquen a trabajar en las minas para extraerlo, lo que incrementa el riesgo. Y es que los factores externos pueden afectar a la producción y, en consecuencia, generar pérdidas.

Certificados y garantías

Los certificados y garantías son más adecuados para aquellos inversores que poseen conocimientos avanzados en materia de inversiones. En este sentido, los primeros son productos que, por lo general, cotizan en bolsa y que lo que hacen es replicar el precio de la materia prima, es decir, del oro en sí mismo. Por otro lado, las garantías, más conocidas en el argot como 'warrants', son los certificados que permiten actuar con acciones de apalancamiento que, de otro modo, resultan imposibles.

En definitiva, los lingotes de oro son mucho más que un tesoro. Y es que, quien tiene la suerte de contar con uno o, al menos, con una porción de él, puede tener la certeza de que su dinero está a salvo y que le ofrecerá una rentabilidad anual extremadamente elevada. Sin duda, esta mezcla de negocio y seguridad es la que hace que sea tan atractivo para todo tipo de inversores. Pruébalo por ti mismo y haz que tu dinero te haga la vida más fácil.