Llámenos:   954 042 160  Escribanos:   658 524 927

X
 
Cantidad:
Total de Productos en la cesta:
Cesta vacía
X

5 1 1 1 1 1 (2 Votos)

Como extraer oro de chatarra electrónica

 

Vivimos en una sociedad claramente informatizada y dominada por la tecnología, lo que conlleva que cada vez más recursos minerales y metales, tanto preciosos como otros que no lo son, se usen para todo tipo de nuestros sistemas de trabajo, entretenimiento, etc... Esto, sumado al progresivo declive de la extracción minera, que se prevé que siga en aumento en los próximos años y la falta de descubrimientos de nuevos yacimientos, hace que se vuelva necesario empezar a reciclar todos los componentes electrónicos para conseguir nuestros tan preciados metales. Lo que conlleva, que la recuperación de dichos metales o comunmente conocida como “minería urbana” se haya popularizado como una nueva fuente de suministros, especialmente los de gran valor, como el oro, el paladio, el platino o la plata. Por eso solemos preguntarnos: ¿Dónde encontrar oro? ¿Quién no tiene un smartphone que ya no usa en un cajón? ¿o un ordenador o televisión antigua que quedó obsoleta hace mucho? Según un estudio realizado por la empresa “Fairphone” cada teléfono móvil tiene alrededor de 30 miligramos de oro, de los cuales entre seis y nueve se encuentran en la placa base. En los ordenadores la cantidad es aún mayor, ya que hay más componentes como las memorias Ram y procesadores, lo contienen.

 

Las propiedades físicas de estos metales, como la conductividad, maleabilidad, ductibilidad etc... los hacen apropiados para la fabricación de microchips, memorias y demás componentes tecnológicos.

 

Existen métodos muy variopintos sobre como reciclar la basura electrónica, siendo los del oro, los más populares por estar al alcance de casi todo el mundo, con unos cuantos productos químicos y algo de conocimientos del tema.

Desde aquí recomendamos que todo aquel que no tenga los medios de seguridad adecuados y permisos pertinentes para realizarlo personalmente, lo deje en manos de empresas profesionales del sector debido a su alta peligrosidad y toxicidad.

 

Reciclaje de metales preciosos

El método más usado es con la mezcla de ácido nítrico y clorhídrico, llamado “aqua regia” en el que disolvemos todos los materiales hasta formar un cloruro de oro, el cual luego precipitaremos para recoger en el fondo nuestro polvo de oro. Con este polvo, una vez fundido, obtendremos una pureza cercana a los 24 kilates. Ten en cuenta que estos ácidos crearán una gran reacción y que debes estar bien protegido y jamás inhalar los gases desprendidos durante el proceso químico. Recuerda siempre neutralizar estos ácidos cuando hayas terminado, con materiales como la urea y deshacerte de ellos en un punto limpio y no verterlos en cualquier lugar.

 

Otros métodos mucho más nocivos incluyen el mercurio y el cianuro como elementos clave a la hora de separar nuestro oro del resto de minerales, son los procedimientos que suelen usarse en países del tercer mundo, por su sencillez, pero también se debe tener en cuenta lo peligroso que puede llegar a resultar para nuestra salud y para el medio ambiente.

 

Debemos tener en cuenta, que los métodos usados hoy en día tienen un gran impacto medioambiental, el cual ha traído grandes quebraderos de cabeza a las empresas especializadas en este tipo de extracción, pero una vez conciliados todos estos aspectos, deberemos recurrir al reciclaje como método de hacer sostenible nuestro modo de ver el mundo.

reciclaje metales preciosos

Metales en chatarra eléctronica 

No solo encontraremos oro en nuestro reciclaje, también metales tan necesarios como el wolframio, el estaño o el cobalto. Según un estudio realizado por la revista “Enviromental Science & Technology” sale 13 veces más caro extraer de la tierra los minerales necesarios para hacer nuevos dispositivos que obtenerlos a través de minería urbana, ya que los materiales obtenidos de recursos vírgenes, necesitan entre otras cosas, cantidades ingentes de agua, productos químicos, agresión del terreno, combustibles fósiles, empresas de fundición, energía consumida y transporte.

Así, además, contribuimos a que los llamados “metales de conflicto” dejen de serlo, ya que suelen estar controlados por organizaciones criminales o guerrillas en países del tercer mundo y con este método se erradicaría una importante forma de financiación que estos grupos tienen.

 

Por estos métodos, ya se obtienen varias toneladas al año de metales como el oro o el paladio, dado que la obsolecencia planificada de nuestros sistemas, o el avance y actualización de nuestros artículos electrónicos hace que se vaya reduciendo paulatinamente la vida útil de los mismos, haciéndolos así una fuente perfecta para el reciclaje y recuperación.

 

Tanto es así, que empresas como el gigante tecnológico Apple, han diseñado una máquina de nombre “Liam” con la que extraen aproximadamente una tonelada de oro al año de los productos de su marca. En tan solo 62 segundos Liam es capaz de desmontar sus terminales, cuando antes se tardaba unos 7 minutos manualmente. El desarrollo de este aparato es solo un ejemplo de la importancia que las grandes empresas le están dando a la extracción del oro de sus productos.

 

De esto se han dado cuenta grandes empresas de todo tipo de sectores y es por ello que año tras año baja el coste de este tipo de extracción del oro y otros metales tan fundamentales para el desarrollo diario de la sociedad en la que vivimos.

 

Es por ello que debemos pensar seriamente como reciclar la basura electrónica, porque así contribuimos a una mayor sostenibilidad y además nos hace conscientes del precio que tiene nuestro consumo de tecnología a todos los niveles.

oro en chatarra electronica