Si eres un amante de los metales preciosos, estás pensando en invertir en oro, o vender oro, es esencial que comprendas los diferentes tipos de oro que existen en el mercado. No solo te ayudará a tomar decisiones informadas, sino que también te permitirá entender cómo funciona este fascinante mundo del oro. En este artículo, exploraremos los tipos de oro según su pureza y color, brindándote la información que necesitas.

Tipos de Oro: ¿Qué Debes Saber Antes de Invertir, o Vender?

¿Cómo se Mide la Pureza del Oro?

El oro se mide por su grado de pureza, expresado en quilates. Cuanto mayor sea el número de quilates, mayor será la pureza del oro. A continuación, detallamos los tipos de oro según su pureza:

  • 24 Quilates

El oro de 24 quilates es considerado oro puro, con una pureza del 99.9%. Es suave, maleable y de un color amarillo brillante característico. No reacciona con la mayoría de los productos químicos, aunque es sensible al cloro. Este tipo de oro se encuentra comúnmente en monedas o lingotes de inversión.

  • 18 Quilates

El oro de 18 quilates tiene una pureza del 75%. Es conocido como oro alto y se utiliza ampliamente en la joyería debido a su combinación de 18 partes de oro con 6 partes de otros metales como plata y cobre, lo que lo hace más rígido y adecuado para la creación de joyas.

  • 14 Quilates

El oro de 14 quilates, o "oro bajo", tiene una pureza del 60%. Está compuesto por 14 partes de oro puro y 10 partes de otros metales, lo que lo hace ideal para joyas de calidad.

  • 12 Quilates

El oro de 12 quilates tiene una pureza del 50% y se compone de 12 partes de oro puro y 12 partes de otros metales. Es menos común en joyería de alta calidad debido a su menor pureza.

  • 10 Quilates

Con una pureza del 40%, el oro de 10 quilates es el tipo de oro con menor grado de pureza. Está compuesto por 10 partes de oro puro y 14 partes de otros metales, lo que lo hace más económico pero menos valioso en términos de inversión.

  • 9 Quilates

Este es un tipo de oro que contiene aproximadamente un 37.5% de oro puro y un 62.5% de otros metales, como cobre y plata, en una aleación. Esto lo hace más resistente y adecuado para joyería que debe soportar un desgaste constante.

Lingote Valcambi Suisse CombiBar de Oro 20 g divisible
EXENTO DE I.V.A.

Lingote de Oro Valcambi CombiBar 20 g divisible

Precio por unidad:1582,28€
Lingote Argor-Heraueus de Oro 50 g
EXENTO DE I.V.A.

Lingote Argor-Heraeus de Oro 50 g

Precio por unidad:3673,97€
Lingote de Oro SEMPSA 10g en Capsula
EXENTO DE I.V.A.

Lingote de Oro SEMPSA 10 g

Precio por unidad:764,71€
Lingote Argor-Heraeus de Oro 10g
EXENTO DE I.V.A.

Lingote Argor-Heraeus de Oro 10 g

Precio por unidad:747,18€

Color del oro en Detalle

En la joyería, el oro puede clasificarse también según el color. Los colores del oro se obtienen de las diferentes aleaciones que se hacen en su mayoría con oro alto. El oro en estos casos sigue siendo amarillo, a excepción del oro blanco, solo que el color obtenido es una tonalidad que adquiere.

  • Oro Amarillo: El Clásico

El oro amarillo, a menudo llamado "oro noble," es una elección clásica que contiene aproximadamente un 75% de oro, un 12.5% de plata y un 12.5% de cobre por cada 1000 gramos. Este tipo de oro es conocido por su resistencia excepcional a la corrosión y su distintivo color amarillo brillante y duradero. Es ampliamente utilizado en joyería debido a su belleza y durabilidad. Además, es una opción sólida para inversión, ya que su alta pureza lo hace adecuado para la acuñación de monedas de inversión de calidad.

  • Oro Blanco: Elegancia y Modernidad

El oro blanco, compuesto por 750 gramos de oro, 160 gramos de paladio y 90 gramos de plata por cada 1000 gramos, es una elección elegante y moderna. Su tonalidad blanca plateada lo hace altamente deseable en la joyería de lujo. A menudo se emplea para crear anillos de compromiso y otras joyas sofisticadas. Si bien su pureza es menor que la del oro amarillo, sigue siendo una excelente opción para joyería y puede tener un valor significativo.

  • Oro Rosado: La Distinción en Joyería

El oro rosado, compuesto por 750 gramos de oro, 50 gramos de plata y 200 gramos de cobre por cada 1000 gramos, es ampliamente usado en joyería de marcas reconocidas. Su distintivo color rosado le confiere un encanto único y lo convierte en una elección preferida para joyas de alta gama. Aunque su pureza es menor que la del oro amarillo, su valor en el mercado de la joyería es apreciable debido a su singularidad y estética.

  • Oro Rojo: Un Toque de Calidez

El oro rojo se compone de 750 gramos de oro y 250 gramos de cobre por cada 1000 gramos, lo que le da su característico color rojo. Aunque se utiliza en joyería, su valor es inferior en comparación con los tipos de oro de mayor pureza. Es una elección adecuada si buscas un tono cálido y distintivo en tus joyas, pero ten en cuenta que su contenido de cobre puede afectar su resistencia a la corrosión.

  • Oro Gris: La Inclusión del Níquel

El oro gris contiene níquel y se compone de 750 gramos de oro, 150 gramos de níquel y 100 gramos de cobre por cada 1000 gramos. La inclusión de níquel le confiere un tono grisáceo y lo hace adecuado para ciertas aplicaciones en la joyería. Sin embargo, es importante destacar que algunas personas pueden ser alérgicas al níquel, por lo que se debe tener precaución al usar joyas de oro gris.

  • Oro Verde: La Mezcla con Plata

El oro verde se obtiene mediante la mezcla de oro con plata. Contiene 750 gramos de oro y el resto se compone de plata por cada 1000 gramos. Su tono verde es una elección inusual y puede ser apreciado por aquellos que buscan una alternativa única en la joyería. Sin embargo, su uso no es tan común como otros tipos de oro.

  • Oro Azul: La Presencia del Hierro

El oro azul contiene hierro y consta de 750 gramos de oro y 250 gramos de hierro por cada 1000 gramos. Su tonalidad azul es poco convencional en la joyería y no es ampliamente utilizado. Su valor y demanda son limitados en comparación con otros tipos de oro.

  • Oro Rodinado: Elegancia y Brillo Extra

El oro rodinado es una opción elegante, ya que se trata de oro con un baño de platino de rodio. Esto le otorga un brillo adicional y un mayor valor. Es muy apreciado en el mundo de la joyería de alta calidad debido a su aspecto lujoso y resistencia a la corrosión. Si buscas joyas con un brillo excepcional, el oro rodinado es una excelente elección.

Cada tipo de oro tiene sus propias características únicas en términos de pureza y color, lo que afecta tanto a su uso en joyería como a su idoneidad para inversión. Antes de tomar una decisión, considera tus preferencias personales y objetivos financieros. Invertir en oro puede ser una buena elección, pero es esencial comprender las opciones disponibles.